Home > Crianza > Los absurdos de la etapa de 0 a 3 años

Los absurdos de la etapa de 0 a 3 años


Por Isabel Serén Serén (Alaya-Difundiendo infancia)

Una de las acepciones de la RAE, define Absurdo como algo “contrario y opuesto a la razón, que no tiene sentido”.

A veces nos olvidamos de cosas muy evidentes. Ésas que en los manuales y en nuestra formación están muy presentes pero en cambio en nuestro día a día no lo están tanto.

Es un absurdo olvidarnos de que las oportunidades de aprendizaje están en las pequeñas cosas, en el día a día que se da en la vida del niño.

Es absurdo emperrarnos en enseñar lo qué es una flor con una ficha, cuando muchas veces nuestro entorno nos ofrece un entorno rico en flores y nos brindan oportunidades para aprender junto a ellas.

Es un absurdo apartar la voz humana en directo (adultos, otros niños,…) y darle protagonismo a las nuevas tecnologías (televisión, tablet, música comercial,…) y a actividades que limitan las oportunidades de comunicarse.

Es absurdo desvincular del aula la vida de fuera (las personas, el entorno, las actividades,…).

Es absurdo tener a los niños en mesas y sillas durante minutos y minutos y un día tras de otro cuando tenemos que saber que la naturaleza del niño es moverse, jugar,…

Es absurdo insistir, mediante técnicas de repetición, en que aprendan cosas para las que no están preparados (por ejemplo las vocales con 2 años, etc.).

Es un absurdo…

Es un absurdo…

Podría seguir y seguir…

Pero… ¿Por qué se escoge lo absurdo y se deja de lado la razón?

  • Porque es fácil y es cómodo para el adulto.
  • Porque nos anclamos en que es lo que se lleva haciendo desde siempre, nos cuesta romper moldes.
  • Y, por el miedo a fracasar con esa práctica nueva.

A veces hay que romper con los absurdos y aplicar la razón y el sentido común:

Vamos a pensar en los niños, vamos a abrir las puertas y las ventanas y dejarnos impregnar por el ambiente que nos rodea, vamos a salir fuera, vamos a cantar, vamos a dar pie a lo que importa (la actividad libre, la experimentación,…), vamos a quitar las mesas y las sillas, vamos a vivir y sacar provecho al día a día (esa mosca que entra en clase, ese día que llueve mucho,…).

Libros para salir del absurdo

  • La ciudad de los niños. Tonucci
  • Elogio a la lentitud. Carl Honore.
  • Educar en el asombro. Catherine l’Ecuyer
  • Educar en verde. Heike Freire.
  • Moverse en libertad: desarrollo de la motricidad global. Emmi Pikler.


(1) Comment

  1. Gemma Tó

    El local ens ha semblat molt agradable. Els grans finestrals proporcionen llum natural als diferents espais, amb gran varietat de racons per poder experimentar i jugar. El pati-jardí també és molt ampli i assolellat, amb el seu sorral i el seu petit hortet. I, darrera de tot això, un bon projecte pedagògic i molta il·lusió! Endavant!!!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *